Combatir el Cansancio y Fatiga

El cansancio

11

El cansancio es un estado anímico carencial que se caracteriza por presentar una fatiga extrema que puede estar originada o no por una situación que requiera gran esfuerzo físico o intelectual.

El cansancio puede presentarse de manera aislada e intermitente o de forma crónica evidenciando que existe algún problema de salud o que algo no está funcionando como debe, para determinar las causas del cansancio se deben realizar análisis generales para descartar posibles patologías asociadas a la falta de vitalidad.

Causas y tratamientos para el cansancio

Sobre esfuerzo: Este puede ser físico o intelectual y cuando se sobrepasan los recursos naturales del organismo durante un tiempo prolongado, los efectos secundarios se manifiestan en forma de extenuación que se acusa como un cansancio generalizado e incapacitante para muchas actividades.

En estos casos la persona normalmente es consciente de la causa de su fatiga y no precisa tratamiento médico, pues tan sólo basta con descansar el tiempo que sea necesario hasta reponer las fuerzas.

Infecciones: Las enfermedades de tipo infeccioso conllevan un desgaste porque las defensas están rindiendo al máximo para combatir la enfermedad y por ello se puede acusar la falta de recursos del organismo para realizar actividades que se desempeñan en la vida diaria con normalidad.

El cansancio inducido por enfermedades infecciosas normalmente viene acompañado de sintomatología relacionada con la misma que puede ser fiebre, sudoración, escalofríos etc, poniendo de manifiesto la presencia de microorganismos patógenos que se reflejan en análisis rutinarios.

El tratamiento para estos casos depende del tipo de infección que se padezca y suele abarcar antivirales, antihistamínicos e inmunosupresores y antibióticos entre otros.

Estados carenciales motivados por la falta de nutrientes: En ocasiones el ritmo de vida acelerado que llevamos no deja espacio a la organización y evaluación de las raciones que forman parte de la dieta produciendo descompensaciones a lo largo del tiempo que se solucionan fácilmente retornando a los hábitos alimenticios saludables o mediante una suplementación adecuada si fuese necesario.

Fibromialgia: Se caracteriza por un estado de cansancio generalizado que se asocia con dolor agudo en determinadas partes del cuerpo que pueden variar de un enfermo a otro.

Enfermedades autoinmunes: son las principales causantes del cansancio crónico asociado a la fatiga persistente y cuando éste se produce en un lapso superior a seis meses por lo general suele evidenciar un mal funcionamiento del sistema inmunitario.

Existen muchos tipos de enfermedades autoinmunes de sintomatología variada y gravedad, pero el cansancio crónico suele ser el síntoma común de todas ellas, cabe señalar que las enfermedades ligadas a trastornos del sistema inmunitario son más frecuentes en mujeres que en hombres, por lo que la relación de las hormonas femeninas en el desempeño funcional de las defensas ha sido motivo de estudio en casi todas sus variantes para esclarecer los procesos que conducen a esta situación. El tratamiento para controlar la enfermedad y posibles brotes pasa por la administración de inmunosupresores corticoides y no corticoides.

Enfermedades autoinmunes asociadas al cansancio crónico

Estas son solo algunas de estas enfermedades, las mas populares aunque hay muchas más.

Lupus eritomatoso sistémico (LES)

Esclerosis múltiple

Dermatomyositis

Artritis reumatoide

Diabetes mellitus tipo I

Enfermedad de Crohn

Remedios caseros para el cansancio

Algunos remedios caseros sobre el cansancio, para ayudar a recobrar energías y estar más activo.

1. Amaranto con leche y miel

remedio de amarantoConsiderado cómo un licuado, el amaranto y la miel tienen vitaminas y algunos minerales, que son muy útiles para las personas que padecen un cansancio recurrente, su elaboración es sencilla y no se necesitara más de 5 minutos para su preparación.

Deberemos agregar 2 cucharadas de amaranto en un vaso con leche de 300 mililitros, para después agregar media cucharada de miel. Una vez esto, existe la posibilidad de usar la licuadora o con una cucharada batirlo y tomarlo de forma inmediata. Se recomienda tomarlo diariamente durante el desayuno.

2. Licuado de huevo con miel

remedio de mielEste tipo de licuado es utilizado por las personas que tienen un día agotador de manera continúa y ayudará a reducir el cansancio mental. Deberemos agregar 300 mililitros de leche, 2 huevos y 2 cucharadas de miel, en nuestra licuadora, para luego empezar a batir por un lapso de 60 segundos.

Después de esto se tendrá que tomar de manera inmediata, este tipo de licuado se debe ingerir 3 veces por semana.

 

3. Infusión de manzanilla, romero y menta

remedio casero de té con manzanillaEste es un tipo de té que puede ayudarnos a evitar el estrés y por lo mismo, también el cansancio.

Preparación: Necesitaremos cortar 2 ramitas de manzanilla, romero y menta, para agregarlas en un vaso con agua de mínimo 300 mililitros. Una vez esto, se empezará a calentar por 5 minutos para luego dejarlo reposar por media hora.

Después de esto, podremos tomarlo de manera diaria antes de irse a dormir.

 

4. Ginseng

remedio casero con ginsengEsta planta ayuda a revitalizar el cuerpo, aportando energía, vitaminas y minerales que ayudarán a combatir la fatiga. Puedes prepararte un té de esta planta, hirviendo una taza de agua y vertiendo en ella 1 gramo de raíz seca molida de ginseng. Deja reposar y cuélala antes de beber. Para endulzar y potenciar su propiedades, puedes endulzarla con una cucharadita de miel o jalea real.

5. Jalea real

remedio casero de jalea realTiene muchas propiedades, entre otras, están propiedades energéticas, nutritivas y metabólicas que nos ayudarán a elevar nuestra actividad física y mental aportando una mayor capacidad de concentración y mejor memoria.

Consejos para prevenir y tratar el cansancio

1. Dormir lo suficiente

2. Realizar alguna actividad física

3. Evitar el estrés o situaciones angustiosas

4. Optimismo

5. Llevar una alimentación equilibrada

 

Es preciso señalar que muchas de las enfermedades autoinmunes mencionadas especialmente en sus etapas iniciales no son detectables mediante análisis rutinarios de laboratorio, por lo que si el cansancio persiste durante seis meses o más deberá ser evaluado mediante analíticas específicas en la detección de anticuerpos que permitan descartar o confirmar la existencia de tales patologías.

 

Extraído de:mundoasistencial.com/

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *