Las cifras de Pedro Sánchez al frente del PSOE: tres millones de votos perdidos en 28 meses

5

La política no son sólo cifras, pero, sin el concurso de éstas, cualquier líder político que se precie lo tiene bastante difícil. Podría ser el caso de Pedro Sánchez, al que, más allá de los debates de fondo instalados en el seno de su partido, no le acompañan los números.

Aunque es cierto que la política española ha dado un giro radical desde 2014, especialmente con la irrupción de Podemos, principal receptor de los votos perdidos por el PSOE, y que la correlación de fuerzas ya no es la misma, la caída de los de Ferraz en cifras en cada convocatoria electoral desde 2011 refleja un descalabro constante en términos absolutos.

Tanto que, en los 28 meses que lleva Sánchez como secretario general socialista -fue elegido entre la militancia en verano de 2014-, el partido se ha dejado casi tres millones de voto en todos las elecciones habidas en este período, tanto generales, como autonómicas y municipales. La comparativa nace de equiparar los resultados del PSOE en 2011 en generales, autonómicas y municapales con los habidos en 2015 y, además, el 26J.

El el caso de las generales, si con Alfredo Pérez Rubalcaba de candidato el PSOE tocó suelo y se hizo con unos siete millones de votos, cuatro años después, el 20D, los socialistas obtuvieron un millón y medio de votos menos, cifra que aún bajo en 100.000 meses después en el 26J. Aunque Sánchez logró contener por dos veces el anunciado ‘sorpasso’ de Podemos, sus cifras tampoco le permitían demasiado margen.

En el caso de las autonómicas y municipales de 2011, con José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno y del partido, el PSOE obtuvo 6,3 millones de votos en las primeras y 3,7 en las segundas, mientras que en las de mayo de 2015, con Sánchez ya de líder de la formación, se obtuvieron 5,4 millones en las primeras y 3,2 millones en las segundas.

La pérdida de votos estos votos hacen un aproximado de 2,8 millones a los que habría que sumar el espacio perdido por los socialistas en otros comicios intermedios como las andaluzas de 2015 y las catalanas del mismo año. Un espacio que, a tenor de todas las encuestas, el PSOE volvería a perder tanto en las vascas como en las gallegas del próximo 25 de septiembre.

Por si esto fuera poco, según el estudio que publica hoy La Razón, hasta 2,2 millones de votantes socialistas en 2008 se habrían pasado a PP y Ciudadanos en las convocatorias de elecciones generales en 2011, 2015 y 2016, mostrando que no sólo Podemos ha captado votos de los de Ferraz

Extraído del EcoDiario

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *