La salida de Alejandro Ordóñez catapultaría posible candidatura

El procurador general se presentará ante el Consejo de Estado para que lo notifiquen de la decisión de su salida. Esto en vista de que aceptó la decisión de los magistrados. FOTO COLPRENSA

El procurador general se presentará ante el Consejo de Estado para que lo notifiquen de la decisión de su salida. Esto en vista de que aceptó la decisión de los magistrados. FOTO COLPRENSA

La frase con la que el procurador Alejandro Ordóñez concluyó su discurso de aceptación del fallo del Consejo de Estado, que declaró nula su reelección, indica que no se va a retirar de la vida pública. “No les quepa la menor duda… vamos a seguir en la tarea”, dijo a sus funcionarios.

Ahora no tendrá disponibles los micrófonos cada vez que quiera hablar y la decisión que tome en los próximos días sobre su posible participación activa en la campaña del ‘No’ al plebiscito, podría definir su futuro político.

Francisco Barbosa, docente de Derecho Constitucional de la Universidad Externado, expresó que fue un momento político errado, pues se generó una tormenta política que victimiza a Ordóñez y que ahora él aprovecha.

“En Colombia cada vez que un funcionario que tuvo un cargo importante lo vuelven presidente. El señor Ordóñez tendrá una popularidad que empezará a reducirse. No tiene ningún tipo de posibilidad y ni siquiera de tener un rol protagónico”.

Para Jorge Iván Cuervo, investigador de la Universidad Externado, la decisión del Consejo de Estado fue ajustada a derecho, que por el momento en que se da es aprovechada por el procurador y el Centro Democrático para decir que fue una solicitud de La Habana. “Ordóñez sabía lo que iba a ocurrir y por eso había iniciado un activismo político por fuera de sus funciones”.

¿Es un presidenciable?

Aunque los analistas coinciden en que al procurador Ordóñez iniciará inmediatamente su campaña a la Presidencia, también sostienen que sin la estructura administrativa de la Procuraduría no le quedará tan fácil. Por ahora, las rutas que tiene el exprocurador para llegar a la Presidencia son tres: el Centro Democrático, el Partido Conservador y la independencia.

Julián Andrés Escobar, politólogo de la Universidad La Gran Colombia, consideró que su futuro político está claramente trazado y será precandidato presidencial. “Lo que hay que esperar es si se va a dar una alianza con el uribismo, ya que es muy posible que termine siendo candidato por esa corriente por sus afinidades ideológicas. También puede consolidarse como candidato del Partido Conservador”.

Agregó que su salida de la Procuraduría como un “mártir” le va a dar votos.

Fernando Rojas, politólogo de la Universidad de Los Andes, indicó que en el fondo el único interés del procurador es ser candidato presidencial y la campaña del No en el plebiscito se convierte en un trampolín para arrancar su carrera. “Esto se inicia en un ambiente que no es muy claro ya que a pesar del protagonismo que ha tenido, no tiene una imagen positiva que le permita capitalizarse, mientras su imagen negativa es alta y eso significa que no la va a tener fácil”, dijo.

Agregó que el futuro de Ordóñez estará más claro si logra representar y aglutinar a un uribismo que no tiene un candidato claro.

Sus posibles aliados

El consultor en estrategia política, Carlos Arias, explicó que el futuro del procurador está entre ser el candidato oficial del Partido Conservador o puede ser un aspirante independiente de la derecha.

“Si no se convierte en el candidato oficial de los conservadores, puede ser un candidato independiente, de convergencia de fuerzas de centro derecha del país. En ese sentido, va a buscar los apoyos del Centro Democrático y también puede ir tras el apoyo de algunas facciones del Partido Conservador que están muy arraigadas en Santander”.

Por último, destacó que al quitarle el Ministerio Público, lo dejan sin su músculo burocrático. “La Procuraduría es el ente nominador más grande del país, incluso puede llegar a tener más puestos que la Presidencia de la República y el doble de cualquier Ministerio”.

Razones de su salida

Iván Garzón, director del Programa de Ciencia Política de la Universidad de La Sabana, dijo que es imposible no hacer una relación directa entre el papel crítico que estaba jugando el procurador con el proceso de paz y su destitución. A esto se suma, agregó, la solicitud expresa que hizo el presidente Santos de acelerar la decisión.

“Por el rifirrafe entre ambos funcionarios es imposible no advertir que estamos frente a un fallo político y que tiene efectos de fortalecer el unanimismo institucional. Es un acto político de mucha torpeza porque solo le quedaban tres meses en el cargo. Favorece el Sí porque silencia una voz crítica, le quita la tribuna institucional de la cual abusaba para hacer política”.

Garzón agregó que esta decisión del Consejo de Estado tendrá un efecto adverso en aquella franja de la población que se sitúa un poco más allá de la disputa polarizada, que se dará cuenta que estamos frente a un gobierno que intenta acaparar el poder público. “Pierden las instituciones por que se deslegitiman”.

Luisa Fernanda García, docente de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, indicó que es una decisión política, porque el procurador si bien hacía control, era notoria su inclinación por el No. Edgardo Maya Villazónfue reelegido, y el defensor del Pueblo, pese a que la reelección está prohibida en la Constitución.

Por su parte Andrés Úsuga, docente de Derecho Constitucional de la Universidad Pontificia Bolivariana, dijo que hay una persona clave en la salida de procurador que nadie ha mencionado: el contralor Edgardo Maya Villazón.

Fernando Carrillo tiene el apoyo de Villazón en su aspiración a la Procuraduría, y ya el Consejo de Estado se lo ternó. Fue Villazón quien le quitó la sanción que tenía Carrillo. En su procuraduría Rodrigo Uprimny, de Dejusticia, entidad que demandó la reelección del procurador, tenía muchos contratos y Ordóñez se los quitó. Villazón también fue reelegido, y había nombrado familiares de congresistas y magistrados”, agregó Úsuga.

La viceprocuradora, Martha Isabel Castañeda, estará en encargo por un mes. Luego el Senado tendrá que elegir a un procurador interino hasta enero, cuando concluía el periodo de Ordóñez.

CONTEXTO DE LA NOTICIA

PARÉNTESIS    JORGE PERDOMO, EL SEGUNDO TERNADO

La Corte Suprema ternó a Jorge Perdomo, ex vicefiscal general, para el cargo de procurador. El pasado miércoles el Consejo de Estado ternó a Fernando Carrillo, ex ministro del presidente Juan Manuel Santos. Ambos son liberales y tienen el respaldo del expresidente César Gaviria. Falta el del presidente, que por norma deberá ser una mujer. Para Juan David García, docente de Ciencia Política de la Universidad Pontificia Bolivariana, el próximo procurador será un “notario” de las decisiones del Gobierno en torno a la implementación de los acuerdos de La Habana.

Extraído del Colombiano

 

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *