El Tren de la Costa es rentable

7

El equipo de Gobierno de la Diputación de Alicante abre una nueva cruzada. Esta vez, contra los planes del Ministerio de Fomento para olvidarse y dejar en barbecho el conocido como «Tren de la Costa», cuyo proyecto básico salió a exposición pública el pasado mes de junio bajo la conclusión de que se trata de una infraestructura no rentable ni en el plano económico ni en el social. Ante esta situación, la institución provincial ha encargado un extenso estudio al profesor de la Universidad de Alicante (UA) Armando Ortuño para presentar una batería de alegaciones. Según las conclusiones del profesor Ortuño, el Ministerio se ha equivocado al hacer los cálculos de pasajeros en ciudades como Benidorm, por lo que su objetivo es demostrar que es una obra viable y rentable social, empresarial y económicamente.

Para Ortuño, las valoraciones iniciales de los posibles pasajeros le otorgan a la futura estación de Benidorm tan sólo 860.000 porque se han basado en una extrapolación de los ciudadanos residentes olvidando a los turistas. La Diputación, en cambio, alegará que la estación de Benidorm podría llegar a tener 2 millones de pasajeros haciendo económicamente viable la obra.

Ortuño apuesta por un replanteamiento de la reordenación ferroviaria respecto al proyecto esbozado inicialmente. Así, mientras el proyecto presentado por el Ministerio sólo se centra en los tramos entre Alicante y Gandía, el de la Diputación amplía la infraestructura hasta Elche (incluida la conexión con el aeropuerto), y de ahí hasta Orihuela y Torrevieja en paralelo a la CV-95. Si bien, tanto la variante de Torrellano y la conexión con el aeropuerto y Elche, como la conexión de la Vega Baja son proyectos aparte.

Económicamente el presupuesto del informe del Ministerio es de 1.500 millones de euros, aproximadamente, pero que en la propuesta de la Diputación se ahorra 40 millones al hacer una modificación del trazado en el ámbito metropolitano de Alicante, «el punto más importante», con el fin de «simplificar la maraña» de vías de 8 kilómetros. Con esos 40 millones se podrían construir dos estaciones en Benidorm y en Benissa.

El proyecto que se presentará ante el Ministerio afectaría a 22 localidades alicantinas -Agost, L’Alfàs del Pi, Alicante, Altea, Beniarbeig, Benidorm, Benissa, Calp, Elche, El Campello, Dénia, Finestrat, Gata de Gorgos, Monforte del Cid, Mutxamel, La Nucia, Ondara, Pedreguer, Sant Vicent del Raspeig, Senija, El Vergel y La Vila Joiosa- en las que habita cerca de un millón de personas, el 53% de total de la población de la provincia.

Doble estación

Una de las peculiaridades del proyecto alternativo que presentará la Diputación frente al del Ministerio es la dualidad de estaciones en Alicante, con la estación central en el centro de la ciudad y una ampliación de la estación de cercanías en la Universidad de Alicante, de otro. Así, los pasajeros procedentes del aeropuerto hacia otros destinos turísticos que no sean la capital no tendrían porqué perder tiempo en el centro de la ciudad. De este modo el tiempo del trayecto entre Alicante y Dénia podría ajustarse a la hora y media (actualmente en el Tram, antes de cerrar la L9 era de 2 horas).

Por otro lado el profesor Ortuño reclamó la conexión ferroviaria del aeropuerto del Altet por el número de pasajeros anuales que recibe. Según en experto cualquier aeropuerto europeo al superar los 6 millones de viajeros se conecta mediante vías férreas, algo que en Alicante debería haberse producido en el año 2000. Dieciséis años después, no obstante, el aeropuerto de Elche-Alicante ha registrado casi el doble de esa capacidad, 12 millones de pasajeros, y sigue sin conexión mediante tren con ambas ciudades y el resto de municipios turísticos.

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez (PP) destacó que esta infraestructura, que conectaría Alicante y Valencia por el litoral, y cuyo trazado discurriría en algunos tramos paralelo a la AP-7, «es una justa reivindicación histórica de la provincia y de la Comunidad Valenciana», al tiempo que defendió «la necesidad de esta iniciativa que generará empleo, propiciará el desarrollo económico y turístico y vertebrará el territorio». «Vamos a reivindicar todas las infraestructuras que sean necesarias para el desarrollo económico de Alicante, siempre apelando al consenso, al diálogo y al acuerdo, porque necesitamos de la unión de todas las administraciones», señaló.

Extraído de El Mundo

Share This Post On

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *